spinner

imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen

La cadena de panaderías Panemar renueva la imagen de una de sus tiendas en Oradea (Rumanía). Para conseguirlo, el proyecto ha sido realizado por el Estudio de Diseño y Decoración de Todor Cosmin, con la colaboración de Diana Albu, Alexandra Zaharia y Timotei Mihet.

El concepto creativo que se ha querido plasmar en el diseño ha sido la reinterpretación de los valores tradicionales de la clásica panadería europea, pero de una manera muy actual y contemporánea. A través de la distribución, la selección de los materiales y el mobiliario, los diseñadores han querido potenciar los valores de la marca. Valores que son un elementos diferenciador y que han convertido a Panemar en todo un referente. Pasión, confianza, naturalidad, simplicidad y elegancia han quedado perfectamente definidos en cada uno de los rincones creados para disfrutar de productos frescos y naturales, con la garantía de Panemar, una marca de confianza.

Los materiales se han pensado mucho para crear un espacio cálido, acogedor y familiar donde disfrutar de un momento de relax. La madera natural, el ladrillo y el hierro se han unido a la perfección para definir el ambiente que se le quiere dar al nuevo Panemar.

La sensación de frescura y el toque de color, lo dan los tonos azules y rosa de la tapicería que cubre sillas, sillones y sofás. Para ello, los diseñadores han optado por Mystic una de las colecciones contract de Aquaclean, que además de ofrecer una amplia resistencia en este tipo de locales, ofrece un sencillo y rápido mantenimiento para las manchas ocasionales del día a día.

La suavidad de los tejidos, la calidez de la madera y la originalidad de los wallpapers, contrastan con el estilo industrial del techo, donde podemos ver las distintas instalaciones, y de las paredes, recubiertas de ladrillo y metal, junto con los grandes ventanales con perfilería metálica que le dan ese aspecto ambiguo entre fábrica y loft neoyorquino.

El resultado final no ha podido ser más satisfactorio, no solo para Panemar que ha visto cómo sus clientes disfrutan de momentos únicos en los diferentes espacios creados para tal fin, sino también para el Estudio Todor Cosmin, que ha disfrutando eligiendo cada detalle para este proyecto tan delicioso.