¿Tapizar sofá o comprar un sofá nuevo?

2019-08-19 AquaClean Technology

Lo miras con mucha atención y te recreas en todos sus detalles. Han pasado muchos años, quizá demasiados, e indudablemente ya pesa el paso del tiempo. Su tapicería realmente ha perdido todo su esplendor, pero sigue siendo tu fiel compañero, partícipe de un sinfín de experiencias.

Valoras si continúa siendo cómodo o no, si crees que su estructura podría resistir dignamente más tiempo y otras mil cosas que te vienen a la mente. Y nuevamente la pregunta vuelve a asomarse: ¿tapizar sofá o comprar un sofá nuevo?

tapizar sofá o comprar sofá

Para ayudarte a valorar con criterio esta cuestión, desde Aquaclean especificamos los pros y los contras de tapizar el sofá o, por el contrario, adquirir uno nuevo. Ya verás, será más fácil si te planteas algunos de los factores que enumeramos a lo largo del artículo. ¿Preparado/a?

 

¿Comprar un nuevo sofá?

Normalmente tienes esta iniciativa cuando el valor sentimental sobre el sofá no es muy relevante, cuando la estructura del sofá o sillón está lo suficientemente dañada, si realmente no es todo lo cómodo que te gustaría, si quieres otro estilo de sofá o, simplemente, hacer una inversión en uno nuevo no te hace plantearte optar por tela para tapizado para darle una nueva vida útil a tu antiguo sofá.

  • Si te decantas por esta opción, obviamente tu nuevo sofá contará con una estructura mucho más moderna, diseñada con tecnologías de montaje aún más prácticas. Su vida útil, teóricamente, debería ser mayor que tu antiguo sofá, aunque también depende de las calidades que hayas seleccionado. Y, además, vendrá acompañado de una garantía por parte del fabricante. Probar la comodidad de un nuevo sofá “in situ” también es una tarea más fácil a la hora de tomar decisiones. Y, por último, ¿a quién no le gusta estrenar algo nuevo?
  • La elección del estilo y diseño (tamaño, color, acabados…) será un poco más compleja, simplemente porque estas cuestiones ya las tienes resueltas con tu antiguo sofá. El hecho de comprar un nuevo mobiliario para el salón y no optar por restaurar los elementos que ya tengamos en nuestro hogar hace que nos gastemos más dinero, aunque no siempre es así. Principalmente depende de las calidades del muestrario de telas para tapizar sofás, además de otros factores que encarecen sustancialmente los precios.

 

¿Tapizar tu antiguo sofá?

Solemos tapizar el sofá de toda la vida cuando su calidad aún se manifiesta en su estructura y en su uso, es decir, no está muy dañado y sigue siendo cómodo. Además, habitualmente le tenemos un cariño especial que hace que sea difícil deshacerse de él. ¡Veamos los pros y los contras de la opción de tapizar el sofá!

  • Si en su día compramos un sofá de calidad, y actualmente se conserva bien, comprar otro de características similares será mucho más caro. El valor sentimental del sofá podría considerarse como otro motivo para tapizarlo. El estilo te encaja y no quieres cambiarlo por otros modelos, por lo que te ahorrarás tiempo y algún dolor de cabeza. Y, normalmente, suele ser más barato que comprar un sofá nuevo. Además, alargar la vida útil de nuestro mobiliario hace que seamos más responsables con el medioambiente.
  • Lógicamente, por muy bueno que sea tu sofá de toda la vida, debes tener en cuenta que los modelos actuales de calidades similares, aportan más novedades tecnológicas que los modelos antiguos, que los hacen mucho más competitivos.

 

Sigo enamorado/a de mi sofá

¡Enhorabuena! Por fin te has decidido y has optado por tapizar tu sofá, tu gran compañero de viaje. Antes de que empieces, desdeAquaclean queremos recomendarte algunas lecturas que deberías tener en cuenta a la hora de restaurarlo.

 

>> Por último, ¿sabías que existe tela para tapizar sofás antimanchas? Efectivamente, gracias a la Tecnología Aquaclean®, un tratamiento facilitador de la limpieza revolucionario que protege tu sofá de las manchas domésticas (vino, tinta, alimentos, mascotas…), puedes disponer de telas que permiten eliminar la suciedad tan solo con agua.

¿No te lo crees? ¡Descubre cómo funcionan las telas para tapizar