Claves para decorar bien tu salón

2019-02-21 AquaClean Technology

Poder empezar de cero la decoración de un salón siempre es emocionante y divertido, al menos en nuestra cabeza. Una vez nos ponemos a ello, nos damos cuenta de que no es tan rápido y sencillo plasmar todas las ideas que tenemos en mente en ese espacio delimitado por cuatro paredes.

imagen1

Colección Fantasy 336 (Sofá y puf) · Capriccio 336 (sillón) · Fantasy 336 (Cojines) del Fashion Book 18 de Visual Textures by Aquaclean.

Son muchas decisiones y aún más dudas sobre qué quedará mejor: tejidos, colores, texturas, acabados, formas…, sin contar con nuestro presupuesto. Y si bien empezamos entusiasmados la tarea, puede ser que nos lleguemos a agobiar.

Por ello, hoy os traemos unos cuentos tips prácticos, para que podáis estructuraros o decidir mejor el mobiliario del salón, y conseguir el resultado que habíais imaginado, sin perder los nervios. ¡Allá vamos!

ZONIFICA

En primer lugar, no empieces a encargar muebles sin tener bien clara la estructura global del salón. Coge papel y boli, y divide el espacio por zonas: lectura, televisión, comedor, juegos, trabajo, almacenaje, sofá, sillones… Muchas veces empezamos, como se suele decir, la casa por el tejado, sin tener esto muy claro, lo cual dificulta la elección de mobiliario y su disposición posterior.

imagen3

Colección Minverva 14 (Sofá y puf) · Keops 13 (sillón) · Minerva 14 – Otaru 214 – Keops 346 (Cojines) del Fashion Book 17 de Visual Textures by Aquaclean.

EN EL NÚMERO ESTÁ LA CLAVE

Tanto para la elección de mesa de comedor, como para sofás o mesas de centro, piensa en cuánta gente va a hacer uso, más o menos habitual, de este mobiliario. Si cada fin de semana tu casa es el centro neurálgico de las reuniones de amigos, aunque normalmente vivas tú solo, tendrás que pensar en una mesa y un sofá que permita a todos estar cómodos. Si por el contrario te visitan tus padres dos veces al año, no vale la pena comprar una gran mesa que el resto del tiempo vas a utilizar tú solo. Será mejor contar con más muebles destinados a otras cosas, como el almacenaje o montarte una zona de lectura con silloncito incluido.

imagen2

Colección Vera 02 (sillón) del Book 15-16 RUstika by Aquaclean.

ZONA TELEVISIÓN

Aunque se dice que cada vez vemos menos tele, nadie renuncia a esta zona. Ya sea televisión u ordenador, el combinado de sofás, mesa de centro y televisión, suele ser el espacio con más peso en la estructuración del salón.

Por ello es importante dedicarle especial atención al tipo de mobiliario que colocaremos, teniendo en cuenta, como comentábamos, el uso habitual que se le va a dar en cuanto a número de personas, horas y funciones. Si por ejemplo tenemos hijos, es importante contar con mesas un poco más robustas y menos dadas a romperse por un golpe, como las de cristal, que además pueden resultar peligrosas. O si le damos más o menos importancia a la comodidad frente a la estética. Todo estos detalles debemos pensarlos y analizarlos previamente para después poder vivir y disfrutar de nuestro salón como nos merecemos.

ZONA LECTURA

Si eres un apasionado de la lectura, sin duda te recomendamos hacerte con un pequeño espacio donde colocar una estantería, una lámpara de pie, un sillón y una pequeña mesita. Estamos muy habituados a leer en la cama o el sofá, pero contar con un espacio así, es una delicia, y te ayudará en esos días con ganas de desconectar del mundo.

Procura que esté situada cerca de una ventana para contar con la mayor cantidad posible de luz natural, y que el sillón sea lo más cómodo posible para que tu espalda no se resienta.

imagen4

LUZ

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de pensar en la distribución de los muebles, es la luz. Procura que zonas como la de lectura o trabajo, estén lo más cerca posible de ella. Ten en cuenta la orientación de la casa a la hora de colocar el mueble de la televisión, para que los destellos y reflejos no te molesten. Y procura no colocar muebles que se interpongan en la entrada de luz, de forma que puedas disfrutar al máximo de la claridad.

POR ÚLTIMO…

Y por último, dale tu toque personal a toda la estancia con detalles, objetos de decoración, textiles o recuerdos personales. Siempre sin saturar el conjunto, para que no dé sensación de agobio, dejando que fluya el espacio.

Así que recuerda, empieza por “los cimientos” planteando bien la distribución de espacios. Piensa el uso real que vas a darle a cada zona, prestando especial atención a la zona de los sofás y al mobiliario que realmente necesitas. Y deja que la luz y el ambiente fluyan. ¡Éxito asegurado!