Los tejidos para sofás no tienen por qué ser aburridos

2015-06-03 AquaClean Technology

¿Y de qué tejido me compro el sofá?

Cuando nos decidimos a comprar un sofá o un sillón, las dudas sobre el diseño, el color o el modelo, suelen ser las primeras que nos asaltan. Sin embargo, un factor muy decisivo y que a veces no tenemos tan en cuenta, es el tipo de tejido del propio sofá, que juega un rol importante en el ambiente y la decoración final. Además, dependiendo de si hay niños en la casa, mascotas o si lo queremos para un local de uso público, como una cafetería, debes meditar bien qué tejido es el que más se adecua a tus necesidades.

catalogo-tejidos-sofa

Aquaclean, la tela que se limpia con agua te presenta (de izquierda a derecha) sus colecciones Kabuki, Haruka, Mika y Matsue.

Así que, a continuación, te damos unas nociones básicas, sobre los tipos de tejido que puedes encontrarte cuando decidas comprarte un bonito sofá, así como algunos consejos sobre cuál es el más adecuado en casa caso, las diferencias en cuanto a precios y el cuidado que cada uno de ellos necesita.

 

¿Cuántos tipos de tejidos para sofás puedo encontrar en el mercado?

Pues en principio, los tejidos que se suelen utilizar para tapizar sofás y sillones, son piel natural (también llamado cuero), piel combinada o polipiel (piel sintética) ,y si hablamos de telas, pueden ser de hilo natural o con sintéticos. Es importante que sepas, que según el material por el que te decantes, la variedad de estampados y colores, así como la durabilidad en el tiempo, varía. Así que atentos.

 

Sofás tapizados en piel y polipiel

En primer lugar, empezamos con los sofás tapizados en piel. Se trata de un material natural, semi-transpirable y flexible, es decir, que se adapta muy bien al cuerpo, lo cual lo convierte en uno de los tejidos más cómodos. Al tratarse de un material único (una piel nunca es igual a otra), se pueden conseguir sofás diferentes, siendo del mismo modelo o de la misma casa, siempre y cuando hablemos de piel natural y no de polipiel, claro.

 sofa-decoracion

Aunque suelen ser sofás muy cómodos, hay que tener en cuenta el uso que le vamos a dar y sobre todo, el clima en el cual nos encontramos. ¿A quién no le ha pasado sentarse en verano a 40º en un sofá de piel, y quedarse literalmente pegado? Y es que en climas cálidos, no es la mejor de las opciones, ya que es un tejido que aporta calidez, por lo que es más recomendable usarlo en climas más fríos, o podrías despertar tras una siestecita, literalmente adherido a tu sofá.

Si eres de los que busca un toqué de elegancia, los tejidos de piel en sofás son un Must. Si por ejemplo estás decorando una estancia como zona de lectura, una sala de reuniones o algo similar, sin duda un sillón en piel es la elección más apropiada.

Otro punto a favor, es que la piel es un tejido bastante fácil de limpiar, ya que no suele absorber los líquidos, con lo que su duración en el tiempo en buenas condiciones es mayor, por lo que si va a tener mucho uso, es una ventaja más a tener en cuenta.

Por último, respecto al precio, la piel suele situarse entre los tejidos más caros, y después de todo lo que te acabamos de contar, entenderás el porqué. Sin embargo, si realmente buscas una decoración más distinguida, estilosa o diferente, debes contar con este tejido sin dudarlo.

 

Sofás de tejido textil natural o con sintéticos

Pasando al apartado de tapizados con tela, encontramos tejidos naturales, sintéticos o con una mezcla de ambos. Para saber de qué tipo de tela se trata, debemos investigar qué fibras se han utilizado en su composición.

 tapizados-de-sofa

Aquaclean, la tela que se limpia con agua te presenta sus colecciones Matsue y Nanao (514) del Book 16 Fashion&Love by Visual Textures.

Por un lado, tenemos las fibras sintéticas, que se consiguen mezclando y sintetizando distintos compuestos químicos, es decir, no proceden en ningún caso de materiales que encontramos en la naturaleza. Este tipo de fibras forman tejidos muy resistentes y son fáciles de teñir, por lo que puedes encontrar una gama de colores muy amplia, al contrario que en los tejidos de piel. A la hora de tapizar sofás, no se utilizan telas 100% sintéticas, si no que se mezclan con fibras naturales, para que el aspecto y el tacto sea agradable. Entre las fibras sintéticas más comunes, se encuentran el acrílico, la lycra, el nylon o el poliéster.

Por el contrario, las fibras naturales son aquellas de origen animal o vegetal, como la lana, la seda, el lino o el algodón. El más utilizado por su versatilidad para el tapizado de sofás, es el algodón, ya que resulta muy flexible, fresco y resistente a los roces, aunque es cierto, que suele perder color con el paso del tiempo y se arruga más fácilmente.

Además, al igual que pasa cuando te cae una mancha en una camiseta de algodón, su limpieza no es tan fácil como en el caso de la piel, aunque también es cierto, que con el paso del tiempo, se han ido inventado formas para que quitar las fundas y lavarlas sea más sencillo.

 tejidos-sofa

De izquierda a derecha: colecciones Linova 510, Novara 11, Amane AC 323, Eternity 514, Siena 62, Eternity 112 y Solara 01 de Aquaclean, la tela que se limpia con agua

Dentro del mundo del tejido textil se ha avanzado mucho, consiguiendo múltiples combinaciones con fibras naturales y sintéticas que dan una gran variedad de tejidos, con el plus añadido de tener precios mucho más económicos que la piel. Además, tecnologías como Aquaclean, la tela que se limpia con agua, (vínculo a la galería de manchas) han conseguido que los sofás con tejidos textiles sean igual de limpios que los de piel, por lo que si buscas un estampado o color determinado y no quieres gastar demasiado, los tejidos textiles para tu sofá son sin duda la mejor de las opciones.

 

Entonces el mejor tejido para mi sofá es …

Pues no hay un tejido mejor o peor, como te habrás dado cuenta, todos tienen sus pros y sus contras, y lo que debes hacer es analizar los distintos factores que te hemos comentado, teniendo en cuenta que el sofá es un sitio donde se suelen pasar muchas horas, y es un mueble con gran peso en el conjunto de la decoración de un ambiente.

Y ahora que ya sabes todo esto, solo te queda decidir cuál es la mejor opción para ti. Cuéntanos ¿qué tipo de tejido tienes en tus sofás? ¿por qué elegiste ese? ¿te gusta alguno más que otro?