• Las telas y los tejidos tienen un peso importantísimo en cualquier buen proyecto de interiorismo y decoración que se precie. Y es que, son uno de los elementos fundamentales a la hora de lograr una presencia y estilo determinados, consiguiendo definir el carácter del espacio que queremos. Hacerlo no siempre resulta fácil, porque entran en juego factores como los colores y las texturas que hay que saber combinar, para que el resultado sea, “simply the best”.

    tapizados_de_sofa_1.png_2

    Diferentes colecciones Aquaclean, tanto para Rustika como Visual Textures con nuestra innovadora Tecnología Aquaclean®.

    COLORES

    Actualmente en el mercado, existe una amplia gama cromática de tejidos que nos da mucha versatilidad a la hora de elegir los colores que mejor combinan con el mobiliario, con el suelo, con las paredes o con los complementos del salón, o de cualquier estancia de casa.

    Según las tonalidades que elijamos podemos conseguir dos sensaciones totalmente contrapuestas: calor o frío. Los colores cálidos son todos aquellos encabezados por los rojos o los naranjas; mientras que los fríos son aquellos en los que encontramos azules, verdes o turquesas.

    tapizados_de_sofa_1.png_3

    Colección Moon 324 (sofá y cojines pequeños) – Otaru 324 (cojines grandes) del BOOK 17 de Visual Textures by Aquaclean.

    Elegir una opción u otra, va a ser determinante a la hora de transmitir calidez o frialdad a la estancia. Si por ejemplo, queremos decorar una habitación soleada o clara, podemos jugar con los tonos fríos en los tejidos, ya que la calidez natural del sol conseguirá un contraste muy bonito y refrescante.

    Si por el contrario, partimos de una estancia poco iluminada, decántate por los tonos más cálidos, ya que con ellos lograrás un efecto más acogedor.

    Importante: no hay que confundir colores cálidos o fríos con oscuros y claros. Si tenemos una estancia poco iluminada, es importante elegir colores claros, para que aporten mayor luz a todo el espacio. Si por el contrario, estamos ante una estancia luminosa, podremos arriesgar más, y emplear colores más oscuros.

    tapizados_sofa

    TEXTURAS

    Pero no solo de colores vive el hombre… Afortunadamente, hoy en día contamos también con una infinidad de texturas y tipos de tejidos: lana, algodón, lona, jaspeé, cuero, terciopelo, seda y un largo etcétera.

    Gracias a esta variedad disponible en el mercado, podemos jugar con la suavidad, la aspereza, la consistencia, la dureza, la fragilidad, o con la combinación de ellas para conseguir el efecto deseado en nuestro hogar. 

    tapizados_de_sofa_1.png_4

    Diferentes colecciones Aquaclean, tanto para Rustika como Visual Textures con nuestra innovadora Tecnología Aquaclean®.

    Para ambientes de tipo clásico es recomendable utilizar tejidos de corte más noble o con mayor consistencia y sofisticación. Por ejemplo, los terciopelos y las sedas son ideales para este tipo de espacios. Tapicerías con brocados son también una buena idea, y acompañados de geometrías y bordados darán un efecto muy especial a la estancia.

    En espacios de estilo más rústico es aconsejable darle un cierto aire étnico a través de tejidos como linos o lonetas, texturas fibrosas que otorgan peso y carácter al resto de la decoración.

    tapizados_de_sofa_1.png_5

    Diferentes colecciones Aquaclean, tanto para Rustika como Visual Textures con nuestra innovadora Tecnología Aquaclean®.

    Los estilos más contemporáneos y actuales tienen la ventaja de ser más funcionales, por lo que la elección del tipo de tejido es, aparentemente, más sencilla. Solo tienes que buscar ese toque natural y limpio con tejidos como el algodón, con una versatilidad única.

    Esta variedad, tanto en colores como en texturas, es un arma de doble filo, porque nos puede llegar a marear, por eso, desde Aquaclean , te recomendamos que, antes de lanzarte a mezclar sin ton ni son, estudies previamente bien la estancia y el estilo que quieres conseguir. Eso sí, disfruta y arriésgate con aquello que de verdad te guste, para que tu casa sea un reflejo de tu personalidad.

     

    Volver